La cultura popular y el flamenco brillaron con luz propia en el espectáculo ‘Transición’

    0
    2
    - Publicidad -

    El grupo de Coros y Danzas ofreció su mejor repertorio con motivo de la reunión del consejo del CIOFF en la ciudad

    La noche del miércoles, día 26, el Teatro Municipal vibró con la actuación del Grupo de Coros y Danzas Ciudad de Dos Hermanas que llevó a las tablas su espectáculo ‘Transición’, con motivo de la reunión del CIOFF en nuestra ciudad. Con el aforo casi al completo, se respiraba un buen ambiente, preludio de la Feria, a juzgar por las sevillanas que se escuchaban a través de los altavoces. Manuel Lombo prestó su voz para acompañar el baile de sus compañeros.

    Durante la primera parte brilló la puesta en escena en la que bandoleros, serranas y gitanos se mezclaban al ritmo de guitarras, palmas y flautas. El baile estuvo acompañado del cante de Manuel Lombo, que hizo una colaboración especial con el Grupo de Coros y Danzas que fue su primera casa artística. La poesía popular llenó el teatro con los sones del ‘Zorongo’ adaptado por Lorca, el retrato cantado de ‘Antonio Vargas Heredia’, el ‘Romance de la Luna, Luna’ o el ‘Romance de los peregrinos’. Todo ello con el ritmo y el compás de palmas y pies, a capella, con la elegancia de un cuerpo de baile bien formado y acompasado. Incomparable la voz de Manuel Lombo, muy gitano y muy flamenco, como gusta por estas tierras.

    - Publicidad -

    Tras el descanso vino la segunda parte, en la que destacó también la escenografía, como si el escenario se hubiese convertido en un tablao flamenco al estilo de los cafés cantantes. Goyescas, capas españolas, madroños y un piano en directo dieron el toque especial a las boleras que interpretaron las bailaoras del grupo. El Rocío también tuvo su protagonismo con sones de flauta y tamboril con la Salve. Tanguillos, mantones de manila, castañuelas y abanicos llenaron de una impresión colorista el escenario, en el que las bailaoras se lucieron a más no poder con fandangos de Huelva, alegrías y, cómo no, sevillanas como fin de fiesta, en las que el revuelo de volantes y los sombreros de ala ancha recuerdan cuáles son nuestras raíces.

    Con el público aplaudiendo por sevillanas terminó este espectáculo ‘Transición’, con el que el Grupo de Coros y Danzas hizo un repaso a estilos, cantes, bailes y épocas distintas, pero todos integrados en un patrimonio cultural y popular común.

    - Publicidad -

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí