El rey también se puede equivocar

0
9
- Publicidad -

Vaya mi repulsa por la participación del rey y otros cargos públicos en la entrega de premios taurinos.

 

 El rey se equivoca al promocionar un negocio basado en la tortura. Si piensa que tan sangriento espectáculo debe continuar por tradición, también lo es en nuestra tierra la violencia de género ¿está entonces de acuerdo en perpetuarla? Y si acaso cree lo del "typical Spanish" se equivoca también, pues las corridas de toros tuvieron lugar en casi toda Europa hasta la llegada de la Ilustración. Si le preocupa que los toros desaparezcan, puede aprovechar los millones de euros de los contribuyentes usados en subvencionar "la fiesta" para convertir las dehesas en Parques Naturales. Y después a confesarse, ya que como católico que es debe saber que su religión prohibió las corridas de toros en 1567 por la bula del Papa San Pío V De salute gregis, aunque representantes de la iglesia católica, poniendo una vela a Dios y otra al Diablo, las sigan organizando para autofinanciarse mal-llamándolas benéficas… Sinceramente, al gusto por ver morir no le encuentro otra explicación que la perversión de los sentimientos.

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí